El aumento de los usuarios de Internet ha propiciado que las instituciones públicas simplifiquen sus procesos e incrementen sus servicios en línea. A la par del incremento de operaciones y aunado al crecimiento, evolución y complejidad de la informática, han surgido las amenazas cibernéticas. Estas ponen de manifiesto la necesidad de configurar, adoptar e implementar medidas que protejan a cualquier usuario de la red y, en el caso del quehacer de las instituciones educativas, a sus estudiantes.

Se requiere entonces promover marcos jurídicos, normativos y desde luego incitar a la reflexividad, para crear conciencia de las responsabilidades que como actores tenemos en el uso de las TIC. Lo anterior nos conduce a un concepto fundamental: seguridad. En este sentido y, como parte de la responsabilidad social que caracteriza a la Universidad de Colima, se llevó a cabo este 30 de mayo, la conferencia Desenreda a tus hijos: herramientas para el uso adecuado de las redes sociales digitales.

La iniciativa fue encabezada por el Centro de Desarrollo de la Familia Universitaria (CEDEFU), a través del liderazgo de la Lic. Alicia López de Hernández, la colaboración de la Oficina del Abogado General y la Coordinación General de Tecnologías de Información, se introdujo a madres y padres de familia de los bachilleratos 1, 2, 3, 15, 30 y 33 en los mecanismos legales, psicológicos y tecnológicos que se involucran en el uso positivo de las redes sociales.

La primera parte, encabezada por el Mtro. Emmanuel Argenis Mondragón Beltrán, dotó a los participantes de un marco estadístico del fenómeno. El también Director General de Integración de Tecnologías de UCOL, enfatizó que son más de 74 millones los internautas de nuestro país, además cerca del 41% están entre los 12 y 29 años. Las conexiones se dan principalmente por entretenimiento o necesidad de comunicación y, el 92.7% navegan desde un teléfono inteligente. El crecimiento de usuarios, la brecha generacional y la falta de cultura digital ha propiciado un caldo de cultivo para fenómenos como: el grooming, sexting, trolls, memes y el tan presente ciberbullying.

Por otra parte, la Lic. María Elena Pinto Facundo, asesora jurídica en la oficina del abogado general, recordó las diversas formas de acoso virtual: violación a la intimidad, difamación, amenazas y extorsión. Además enfatizó las medidas que desde nuestra casa de estudios se llevan a cabo, siendo los protocolos de seguridad una de ellas. Hizo del conocimiento de los padres, el acompañamiento legal que desde la institución se proporciona y, recordó que las malas prácticas en las redes sociales digitales, limitan el libre desarrollo de la personalidad por ello es fundamental la realización de un trabajo conjunto al respecto.

En representación del Departamento de Desarrollo Social de CEDEFU, el Mtro. José de Jesús Mercado Schulte, habló de los factores psicológicos que fomentan el uso constante de Internet, por ejemplo: la producción de dopamina, la urgencia de validación social, la necesidad de sentirse acompañado y el miedo a no estar al día con lo que ocurre en el exterior. Mercado, recalcó que el acoso en redes es catalizador del aislamiento social, cambios de humor, disminución del rendimiento académico e inclusive dolencias físicas como jaquecas e insomnio.

Al concluir, el Mtro. David Silva Martínez entregó las constancias correspondientes a los expositores y reiteró los esfuerzos desde el Centro de Desarrollo de la Familia Universitaria en conjunto con diversos sectores de la UCOL en pro generar los mecanismos necesarios para que docentes, alumnado y padres de familia se sumen a la generación de un ambiente digital pacífico.