Huellas digitales: Cyberbullying

Ciberseguridad

La pandemia de COVID-19 ha ocasionado problemáticas en distintos sectores: sociales, económicos, culturales y educativos. En este último en concreto, existió una gran migración a lo virtual, convirtiendo a los medios digitales en la principal fuente de comunicación, sobre todo para los jóvenes.

Esta situación ha evidenciado que las TIC tienen un rol fundamental en el desarrollo del aprendizaje. Además, pueden ser una herramienta muy útil para atender algunas de las diversas problemáticas que se presentan en los entornos virtuales, tales como el sexting, el grooming o el cyberbullying (UNICEF, 2017).

El cyberbullying consiste en la práctica del acoso escolar a través del internet. Se trata de la expresión de conductas agresivas entre alumnos por medio de las redes sociales, y en la que existen tres principales roles: ciberagresores, ciberobservadores y cibervíctimas. Sus principales efectos los padecen estas últimas, quienes pueden llegar a presentar miedo, ansiedad, estrés, baja autoestima, depresión, ideas suicidas, o incluso conducirlas al suicidio (Garaigordobil, 2011). Es una problemática latente y que continuará creciendo mientras no exista conciencia de su gravedad por parte de los jóvenes, sobre todo de los ciberagresores y ciberobservadores.

A partir de la relevancia del tema, decidí realizar un proyecto de intervención enfocado a atender dicha cuestión. Éste forma parte de mi proceso formativo de la Maestría en Intervención Educativa de la Universidad de Colima, y su objetivo es sensibilizar a los jóvenes sobre el cyberbullying a través de diferentes acciones:

  1. Aprendan a actuar ante la presencia de cyberbullying: pedir ayuda, reportar, guardar pruebas de acoso, no difundir material relacionado con agresiones hacia un compañero.
  2. Conozcan la importancia de crear medidas de ciberseguridad: no compartir su información personal, configurar las opciones de privacidad de sus redes sociales, no prestar sus contraseñas ni los accesos de sus cuentas a otras personas.
  3. Fortalecer la ciudadanía digital: conocer el rol responsable, aceptable y ético a través del uso de tecnologías digitales, así mismo fortalecer las competencias ciudadanas: cognitiva, emocional y comunicativa.

Sin duda es cada vez más importante implementar intervenciones que aporten a la solución de este tipo de problemáticas que afectan a los jóvenes. Así mismo, se trata de una gran oportunidad para que los profesionales de la educación aporten iniciativas para enfrentar las necesidades sociales y educativas derivadas de la pandemia, e innovar con propuestas que permitan generar una mayor cantidad de medidas preventivas al respecto.

Cyberbullying, Jóvenes, TIC, ciudadanía digital, ciberseguridad

Bibliografía

Garaigordobil, M. (2011). Prevalencia y consecuencias del cyberbullying (Prevalence and consequences of cyberbullying: A review). International Journal of Psychology and Psychological Therapy, 11(2), 233-254.

UNICEF. (2017). Guía de sensibilización sobre Convivencia Digital. Argentina.