A inicios de 2018, Google anunció el lanzamiento de Strobe, un proyecto cuya misión es revisar los accesos de terceros a datos personales en cualquier servicio de Google. Básicamente hablamos del funcionamiento óptimo de los controles de privacidad desde la amplia frontera que un desarrollador puede darse hasta el ajuste de políticas internas de la empresa tecnológica.

Los primeros hallazgos de Strobe aparecieron en octubre. Ben Smith, fellow y vicepresidente de Google, notificó a través de un comunicado cuatro acciones derivadas:

  1. Cerrar Google+ al público
  2. Precisar en cada aplicación y/o servicio a qué datos se da acceso
  3. Limitar el acceso a información de Gmail
  4. Verificar los permisos de SMS en dispositivos Android

Cada punto se ha estado trabajando desde entonces. Esta semana se ha colocado fecha de caducidad a Google Plus.

Hubo una vez Google+

En la efervescencia de las redes sociales, surge en 2011 Google+, la tercera red más usada en el mundo. Hay que precisar, no por su popularidad, sino por enlazarse con otras plataformas (y así evitar el registro) como YouTube. La red ofrece subir contenido en una especie de muro, generar comunidades a través de círculos y mensajería instantánea a través de su app.

Nada de lo anterior convenció a los usuarios, de hecho, pese a las continuas mejoras, la predilección por Facebook no fue disminuida ni por un momento. Sin embargo, no pasó desapercibida para los analistas de seguridad, ya que se evidenció la vulnerabilidad por medio de una API. Google reconoció el fallo, señaló que este había sido parchado y que, al menos 438 aplicaciones pudieron aprovechar la situación.

Fuentes extraoficiales sugieren que el fallo expuso datos de al menos medio millón de consumidores entre 2015 y 2018. Sumado a lo anterior, está el poco uso de la red y la duración de menos de un minuto que el 90% de las sesiones tiene. De manera que este próximo 02 de abril de 2019, Google+ saldrá del mercado.

Respaldo de usuarios

Para quienes formaron parte de Google Plus, lo que resta es descargar un respaldo de su información. Al iniciar sesión aparecerá una cinta amarilla que señala la situación y ofrece un vínculo a una serie de recomendaciones al respecto. En adelante la información desaparecerá de forma definitiva.

Después del cierre, se espera la presentación de nuevas alternativas sociales (además de las múltiples existentes) por parte de Google Inc. La reflexión apunta a que la seguridad y protección de datos es un tema importante para el usuario, en consecuencia será un rubro con amplia inversión.

Adiós, Google+